Home Presentación  |  Publicaciones |  Acerca de Ángel Faretta  |  Contacto
Escritos Dispersos

LA TEORÍA DE LOS SIDNEY
“El ente” (The Entity, EE.UU, 1981)

La excusa de “El ente” es el cuerpo de Barbara Hershey, y éste justifica que cualquier forma de creación haya atravesado los espacios interestelares para poseerlo. En cuanto a lo demás hay una confusa mezcla de parapsicología y psiquiatría enfrentadas, una banda de sonido que reproduce –literalmente- una suerte de martillo gigante y cacofónico que suena cada vez que la criatura en cuestión aparece con su comprensible objetivo: Barbara Hershey, por lo que se deduce que debe ser una forma de inteligencia superior.

Su director el canadiense Sidney J. Furie (“El ocaso de una estrella”, “Prisionera de un amor”) es, además de uno de los peores directores surgidos en las últimas décadas, la confirmación de un axioma sugerido por nosotros tiempo atrás. Todo director de cine que se llama Sidney es execrable. Furie lo es aún más. Ni siquiera controla sus efectos especiales con solvencia -se notan los cambios de velocidad en la película y se muestra con lentitud el procedimiento que parece no haber avanzado mucho desde el laboratorio a la sala de estreno.

No existe guión, ni siquiera para dar una sensación de falsa espontaneidad; no hay marcación de actores y algunos de los personajes parecen provenir de los restos de otro film y se preguntan y le preguntan al espectador con sus caras de espanto qué es lo que están haciendo allí. No lo saben. Como tampoco los alarmados espectadores que se preguntan a su vez: ¿Por qué no habrán llamado al Padre Merrin?


La Voz, 3 de septiembre de 1983.

 

 


© Ángel Faretta
Permitida su reproducción total o parcial exclusivamente citando la fuente.

Teoria del cine
Informes e inscripción: info@angelfaretta.com.ar