Home Presentación  |  Publicaciones |  Acerca de Ángel Faretta  |  Contacto
Publicaciones

La pasión manda
De la condición y la representación melodramáticas

     Este libro, por fortuna no muy extenso, cumple o intenta cumplir una función muy concreta. Servir de puente -es decir pontificar- entre lo ya publicado en “El concepto del cine” y un segundo volumen por venir titulado “Dominio eminente”. Así este tratado sobre el melodrama y la condición y la representación melodramáticas intenta mediar entre el resumen teórico de aquel y su desarrollo in extenso y práctico en éste segundo que todavía espera ser publicado.
   Se intentará no sólo abarcar todavía más del campo teórico desarrollado allí con respecto al cine y a su concepto sino enlazar con toda una visión histórico-espiritual –y también, resignémonos, política- desde la cual partimos o mejor dicho a partir de la cual nos situamos, puesto que nuestra perspectiva no es ocasionalista. Es decir no nos hemos dedicado a esto porque no sabemos ni queremos realizar ninguna actividad física. Pero tampoco se lo hace de modo errante y peregrino situándonos en un parador y posta histórica llamada la Argentina para alimentarnos y cobijarnos y seguir en busca de vaya uno a saber qué horizontes nuevos y futuros. Que no los hay, claro. Porque estamos en la última Tule y posiblemente en la ultima ratio de occidente. A otros se les deja fantasear con un oriente más bien desorientado.

  Ahora bien “La pasión manda” intenta además desarrollar conceptos estético-espirituales en forma teórica-sintética para luego también ser aplicados a un libro sobre la poética del tango argentino, libro que espero escribir si Dios me da luces y si mi país no me destruye antes, para decirlo en términos estrictamente melodramáticos que adelantan aquí de manera prologal el motto poético que intentará desarrollarse en las páginas de este libro.
   Aquí también se despliegan más teoréticamente puntos relacionados con lo sagrado y lo religioso, lo histórico-político y la anímico-espiritual y se presentan más detalladamente las credenciales filosóficas en sentido más lato de lo hasta ahora conocido de mi obra teórica y ensayística.
   Todo libro adelanta o retrasa aquello que se ha puesto por escrito y en circulación anteriormente. No quiere decir que si hace lo segundo sea en detrimento del pensamiento ni que esto vaya en contra de la mínima responsabilidad ética que le cabe al hacerlo. Los más antiguos ejercicios de respiración y de concentración, así como los mismos Ejercicios espirituales demuestran lo acertado y justo de tales retracciones, y suspensiones del pensamiento. No otra cosa es el concepto de suspenso puesto en práctica en la obra hitchcoquiana -por ejemplo-, que no busca una mera efectividad emocional o fisiológica, o mejor dicho emplea a ésta, a “los instantes de naturaleza” humanos para soporte de otras operaciones de muy diverso calibre.
 
   Por ello mismo el rastreo histórico-genético, el seguimiento espiritual-anímico así como la lectura teórico-hermenéutica del concepto, así como de la condición y representación melodramáticas se nos aparecen como una convergente pinza que une lo universal con lo particular, siendo lo primero manifestación de la continuidad y permanencia de lo sagrado en una época que se quiere y sobre todo se cree radicalmente secularizada y que no lo es en absoluto. Tan sólo cuando debido a su inopia la actualización en lo concreto falla, pasa a hurtar los ripios y tics del peor sentimentalismo dulzarrón a la religión cristiana, sobre todo en su forma católica aunque en su versión sansulpiciana, chirle y difusa y sólo preocupada por indiferenciarse en la vasta nada horizontal de un “causismo” social que se renueva con cada nueva entrega de su patrimonio sacro-espiritual a un mundo que -por otro lado- se arrastra penosamente hacia la autodisolución nihilista.



© Ángel Faretta
Permitida su reproducción total o parcial exclusivamente citando la fuente.

Teoria del cine
Informes e inscripción: info@angelfaretta.com.ar